Director de compañía que cotiza en Londres vinculado a tala ilegal en la selva del Perú

El CEO (chief executive officer) de la productora de cacao United Cacao Limited SEZC habría deforestado 7.000 hectáreas de selva amazónica

“Alrededor de 20 millones de ha. de 74 millones de ha. de la selva amazónica del Perú no han sido clasificadas como bosque, dejándolas abiertas para ser etiquetados como tierras agrícolas”.

Según un informe de la Agencia de Investigación Ambiental (EIA), el director general de una empresa que cotiza en el Mercado Alternativo de la Bolsa de Valores de Londres – AIM, con el símbolo ticker CHOC. y que pretende convertirse en el mayor productor mundial de cacao, es responsable de la de forestación ilegal de enormes extensiones de selva tropical primaria, en la Amazonia peruana

El sitio web de la compañía con sede en Islas Caimán, United Cacao Limited SEZC , sostiene que la compañía podría ser una fuerza de cambio positivo en el negocio del chocolate, en su mayoría producido en África Occidental, afirmando que “busca proveer un via clara a seguir para que el cacao sea producido ética mente- para el mercado mundial “.
tal
Pero la investigación EIA afirma que el fundador y CEO, empresario estadounidense Dennis Nicholas Melka, director de United Cacao ha deforestadas ilegalmente cerca de 7.000 hectáreas (17.300 acres) de bosque tropical primario, en su mayoría.Y sostiene que está buscando expandir sus plantaciones agrícolas mediante la adquisición de 450 unidades de propiedad privada rural en la Amazonia, además de haber solicitado que se le otorgue en concesión al menos 96.192 hectáreas adicionales de tierras públicas por parte del gobierno peruano.

Melka, que hizo una fortuna en el negocio del aceite de palma en Malasia, aparece ahora como el actor principal de una red de 25 empresas que se han creado en el Perú, de acuerdo a la investigación de EIA. Sólo uno registra a Melka como propietario pero él figura como la única persona con poder notarial para las otras 24 empresas restantes en el registro de la propiedad peruana, Superintendencia Nacional de Registros Públicos (SUNARP ).

El bosque deforestado por dos de las empresas peruanas de Melka ascenderían a casi 7.000 hectáreas (ha): 4,870.40 ha en el proyecto Nueva Requena, desarrollado por Plantaciones de Ucayali SAC, en la región de Ucayali oriental de Perú, y 2,093.94 ha en Tamshiyacu, desarrollado por Cacao del Perú Norte SAC, en la región Loreto, según las estimaciones de la EIA.

El informe de la EIA, estima que la madera talada en la deforestación salvaje de esta tierra podría llenar 125 piscinas olímpicas. Según el ministro peruano de agricultura y riego, Juan Manuel Benites, ninguna de las empresas de Melka tenían autorización legal para deforestar estas áreas.

En agosto de 2014, el Ministerio de Medio Ambiente inició un proceso judicial para suspender las operaciones del Grupo Melka en Tamshiyacu y Nueva Requena. Aunque se han abierto investigaciones,aun ninguna acción ha sido capaz de detener las operaciones de las empresas, según el informe.

Mapa de carbono de la selva amazónica peruana

Mapa de carbono de la selva amazónica peruana


Los intentos de contactar Melka través de la empresa Tavistock PR con sede en Londres que aparece en su sitio web,no fueron concretados pues los correos electrónicos y las llamadas no fueron respondidas.

En una entrevista de audio…Melka, un ciudadano checo y residente de las Islas Caimán, negó que su compañía haya deforestado en el Perú.

Luego pasó a acusar a “ONGs radicales” de tener una “actitud neocolonialista”, agregando que Perú tiene 70 millones de hectáreas de selva tropical y que no debería depender de “la importación de alimentos para satisfacer las necesidades de su población”.

Sin embargo, la EIA sostiene el análisis de imágenes de satélite muestran que las áreas deforestadas por los Proyectos Melka eran en su mayoría bosque primario antes de la intervención del proyecto.

Es un argumento apoyado por Greg Asner del Instituto Carnegie para la Ciencia que dirigió la investigación que utiliza datos de mapas forestales tridimensionales con datos de imágenes de satélite para crear un mapa de densidad de carbono en el Perú .

Un mapa de las reservas de carbono con el área deforestada en cuestión se muestra en el cuadro blanco (antes de la deforestación). El color rojo indica valores de alto carbono, que cubre la mayor parte de la zona que fue deforestada posteriormente. Fotografía: Greg Asner
Los valores de las reservas de carbono en Tamshiyacu antes del “evento deforestación bajo investigación” promediaron 122 toneladas de carbono por hectárea, le dijo a The Guardian.

“Estos altos niveles de carbono se encuentran sólo en el bosque tropical primario en esta parte de la cuenca del Amazonas, por lo que el caso de la deforestación debe haber eliminado el tipo de altura, dosel del bosque tropical intacto que normalmente imaginamos cuando pensamos en la Amazonia”.

tal2

“El cultivo ilegal de las plantaciones agrícolas plantea tal vez el mayor nueva amenaza para los bosques de Perú, ya que el gobierno peruano carece actualmente el poder efectivo para hacer cumplir las leyes y reglamentos, incluso cuando ilegalidades están claramente documentadas e informadas”, dijo Julia Urrunaga, uno de los Los autores del informe y director del Perú EIA.

Un vacío legal significa que las autoridades pueden basar la clasificación técnica de la tierra sin tener en cuenta la presencia de árboles en pie en la evaluación de las solicitudes de uso de la tierra. “Alrededor de 20 millones de ha de 74 millones de ha de la selva amazónica del Perú no han sido clasificadas como bosque, dejándolas abiertas para ser etiquetados como tierras agrícolas”.

El informe también llama la atención sobre un grupo empresarial nacional. El Grupo Romero, el más grande actor económico en el país, que ya cuenta con 22.500 hectáreas de plantaciones de aceite de palma en operación y ha solicitado la asignación de más de 34.000 hectáreas adicionales de tierras públicas para el aceite de palma, se afirma.

En la Cumbre de Cambio Climático de la ONU en septiembre pasado, Perú firmó un tratado por un monto de 300 millones de dólares (191 millones EUR) con Noruega para reducir la de forestación neta a cero para el año 2021. Sin embargo, según el informe, el gobierno peruano está promoviendo la expansión del aceite de palma, alegando que su cultivo no es una amenaza para los bosques.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s