Reunión Celeste

En el marco de La séptima Feria del Libro y Expresiones Culturales, denominada “Wilson León Bazán”, llevada a cabo en la Ciudad de Tarapoto, se efectuó la presentación de la segunda edición del libro de Poemas del escritor Ricardo Enrique Flores Peñaherrera “Reunión Celeste”. Abogado de profesión, egresó de la Universidad Federico Villarreal, y obtuvo el bachillerato con la tesis: “Solución Pacífica a los Conflictos “, propuesta que constantemente marca su carácter y su oficio; hace ya 32 años de su graduación, acontecimiento en el que estuve presente, como en tantos otros desde el inicio de nuestra amistad, aquel día particularmente, la ruleta del destino se le mostraba ineludiblemente predispuesta a una opción. Luego sin proponérnoslo, desde la Colmena, nuestras pisadas nos dirigieron hacia Jesús María, barrio del cual éramos vecinos, larga caminata sazonada con el dialogo reflexivo y el feed back de una etapa juvenil que iba llegando a su fin; me manifestó su decisión de retornar a la ciudad que contempló su niñez y juventud, su entrañable Lamas, a volcar sus conocimientos y asumir un legado paternal, y es así como nuestro nombrado, “Ángel de la Paz y del Amor, Hermano Caballero de la Real Orden del Reino de las Galaxias”, durante la contemplación del espacio etéreo; inició un trabajo silencioso, componiendo y corrigiendo cada “Poema Celeste”.
Ricardo
La mayoría de ellos versan sobre temas filosóficos universales y de carácter eminentemente social, incluyen algunos poemas escogidos de amor; en un estilo en el que confluyen lo inmanente y lo terrenal, de exactitud gramatical y conceptual, fusionados en la concepción y traducción de imágenes nuevas que describen y buscan descifrar problemas antiguos y conflictos humanos, recreados con un verso rico y fortificante, como de denuncia elegante, acida e irónica; y la propuesta de una solución justa: “ yo pretendo consumir mis energías repartiendo mis ideas, mis conceptos, multiplicando mis versos, mis poemas, defendiendo la justicia”
Me atrevo a sostener que Ricardo Flores con esta novedosa edición, plantea una nueva forma de hacer poesía dentro de la producción literaria Amazónica y nacional, propuesta de elevado contenido altruista. Y como el mismo subraya :“Auspicié con serenidad mi entrada al reino de la poesía, y nada me ha puesto a pie firme aquí en la tierra, sino un anhelo superior que me lleva a querer conocer primero y a comunicar después, un poco de la inmensidad de dicho reino”. O cuando muestra la supremacía de la incertidumbre… “Temo que mi orquídea se marchite, como se marchitan mis sueños. ¡Mi orquídea!…Desdicha que me rompe el alma, sentimiento que mata la vida mía. ¡Mis sueños!…ya que sin soñar vivir no puedo, dadme un poco de agua para mi orquídea. Dadme un poco de pan para mis sueños. A cambio: Yo os brindaré mi orquídea hecha jardín, mis sueños hechos realidad!
Ricardo, como peregrino terrenal fue redactor principal de las revista “Cancionísima “, “Vea TV”, y “Teleguía “, en las que trabajamos juntos en nuestra juventud; antes de querer convertirse en un hombre serio, formal, sumergido en los vericuetos de los avatares jurídicos.
Su columna “Los Fantásticos Sueños de Kike Dick“, lo catapulto a ser considerado por el diario “El Correo” como uno de los nuevos valores del humorismo nacional, resaltando su especial “humorismo filosófico”; fue periodista de espectáculos, obtuvo igualmente una mención honrosa de la Municipalidad de Jesús María, por su monografía sobre el referido Distrito de Lima, y otras distinciones.????????????????????????????????? Colaboró en la fundación de la Universidad Nacional de San Martín, Asesor del Bosque de Protección Alto Mayo, y de los Programas de Titulación en Agricultura, fundador del Colegio de Abogados de San Martín, Notario Público y Director del Instituto Nacional de Cultura de Lamas. Constante lector de filosofía jurídica, libros religiosos, y de temas sobre OVNIS, por lo que viajó un par de veces a New York y Montreal. El Profesor Lizardo del Castillo Zulueta, dice del Libro: “Son sencillos pero profundos poemas, de fondo y forma muy interpretativa, de un sentimiento profundo hacia sus seres queridos, y a la humanidad. Busca la paz y el amor hacia un mundo mejor, tiene mucha fe en Dios, y anhela el bienestar de todos sin excepción”.
Y aquí una de sus razones de peso por la que nos invita a leerlo: “Se es feliz cuando se reconoce que vale la pena vivir, cuando se comprende que la vida es un espectáculo imperdible, cuando se es actor de nuestra propia historia, cuando se realizan nuestros sueños, cuando se canta, cuando se escucha buena música, cuando se agradece a Dios cada mañana, cuando se sirve a los demás, cuando se mima a nuestros padres, cuando se tiene momentos poéticos con nuestros amigos, cuando se enamora, cuando se ama. Por tanto, para tener algo más que agregar a mis momentos felices, deseo que sea feliz cuando me lea.
Al apreciado “compañero”, como suelo llamar a Ricardo, mi agradecimiento por la deferencia de hacerme participe en su sueño celeste, hace ya algunas décadas; y a Uds. los invito a deleitarse con este viaje cósmico en la nave del Libro Celeste, como el mismo subraya: “prefiero el celeste, señor… ¡es un bello color!… ¡es amor! es música, belleza, felicidad…

Pedro Miqueas Chauca Ortiz

Ébola: Organización Mundial de la Salud decreta alerta mundial

ebola

ebola1

Razones para temerle al ébola… y para no temerle

Por: Connie Cass

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos describieron al ébola como un “virus doloroso, terrible y despiadado”.
La Organización Mundial de la Salud ha declarado el brote en África Occidental como una emergencia internacional que se propaga y ha dejado más de 900 personas muertas.
Eso es alarmante y grave, pero hay que poner esta situación en contexto.
Tan sólo el sida se cobra más de un millón de vidas al año en África, mil veces más que las muertes que ha causado a la fecha el actual brote de ébola.
Las infecciones pulmonares como la neumonía le siguen de cerca al sida como las segundas que causan más fallecimientos. La malaria y la diarrea afectan cada año a cientos de miles de niños africanos.
En Estados Unidos, donde los ataques al corazón y el cáncer son las principales causas de muerte, el riesgo de contraer el virus del ébola es casi de cero.
Los estadounidenses a los que les preocupa su salud deberían concentrarse mejor en conseguirse antes de fin de año una vacuna contra la gripe. Esta enfermedad causa alrededor de 24.000 muertes cada año en Estados Unidos.
A fin de poner el peligro del ébola en perspectiva, he aquí algunas razones para estar preocupados por el brote, así como razones para no temerle:

¿POR QUÉ CAUSA MIEDO?

No hay cura para la fiebre hemorrágica generada por el ébola.
Más de la mitad de las personas infectadas en este brote han fallecido. En brotes anteriores, las tasas de mortalidad alcanzaron 90%.
Es un final cruel que ocurre en cuestión de días. Los pacientes padecen fiebre y debilidad que va en aumento, sufren dolores en el cuerpo, vómito, diarrea y hemorragia interna. En ocasiones hay sangrado por la nariz y los oídos.
Y los peligros no quedan circunscritos sólo a los pacientes.
Debido a que se propaga mediante contacto directo con los fluidos del organismo de los enfermos, el ébola cobra un número especialmente alto de víctimas entre los médicos y las enfermeras, de quienes ya hay escasez en zonas de África azotadas por la enfermedad.
Los brotes causan temor y pánico.
Los trabajadores de salud y las clínicas han sido objeto de ataques de residentes, que en ocasiones culpan de las muertes a los médicos extranjeros. Las personas infectadas de ébola u otras enfermedades podrían temer acudir al hospital, o podrían sus amigos y vecinos podrían evitar tener trato con ellas.
Dos de los países más afectados por el virus —Liberia y Sierra Leona— enviaron soldados a zonas en cuarentena con casos de ébola. El propósito era frenar la propagación de la enfermedad, pero la medida también derivó en penurias para muchos habitantes.

¿DÓNDE SE UBICA?
El brote comenzó en marzo en Guinea antes de que se propagara a los países vecinos de Sierra Leona y Liberia. Recientemente, un viajero infectado llevó el virus más allá, a Nigeria, donde se han registrado algunos casos en la gigantesca ciudad de Lagos.
El ébola fue detectado por primera vez en 1976. Se le había confirmado en 10 naciones africanas, pero nunca antes en la región occidental del continente.
La falta de experiencia para hacer frente a la enfermedad en la zona ha contribuido a su propagación. La región tiene escasez de personal y materiales médicos, pobreza generalizada e inestabilidad política.
Sierra Leona continúa recuperándose de una década de guerra civil en la que niños fueron obligados a participar en el conflicto. Liberia, fundada originalmente por esclavos estadounidenses que fueron puestos en libertad, también fue escenario de una guerra civil en la década de 1990. Guinea intenta establecer una joven y frágil democracia.
Nigeria, el país más poblado de África, tiene gran riqueza petrolera pero la mayoría de sus habitantes viven en la pobreza. El gobierno combate en el norte a extremistas islámicos que han dado muerte a miles de personas y además secuestraron en abril a más de 200 alumnas de una escuela.
El brote actual ha sido más difícil de controlar que los anteriores debido a que la enfermedad ha cruzado las fronteras nacionales y se ha propagado a más zonas urbanas.
Tom Frieden, director de los CDC (siglas en inglés de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades), augura que en unas cuantas semanas aumentará el número de personas infectadas por el ébola a cifras que rebasarán el total conjunto de todos los brotes previos. A la fecha se han reportado más de 1.700 casos.
Las autoridades mundiales de salud afirman que tardarán meses para contener totalmente el brote, incluso si todo sale bien como puede esperarse.

RAZONES PARA NO TENER MIEDO

El ébola tiene efectos devastadores en las personas infectadas. Pero la mayoría de la gente no debe tener miedo. ¿Por qué?
—El ébola no se propaga con facilidad como los virus que causan el resfrío o la gripe. Sólo se extiende mediante contacto directo con fluidos corporales de infectados como la sangre, saliva, sudor, orina y evacuaciones diarreicas. Los miembros de las familias de los enfermos de ébola han contraído el virus porque atendían a su pariente o porque manipularon un cadáver infectado para un sepelio.
Una persona infectada no es contagiosa hasta que muestra los síntomas, expresó Frieden. Estos pueden no presentarse hasta 21 días después de la exposición al virus.
“La gente no debe temer a una exposición casual en el metro o un avión”, dijo el doctor Robert Black, profesor de salud internacional en la Universidad Johns Hopkins.
—Las autoridades de salud en el mundo desarrollado saben cómo frenar al ébola. Frieden describió las medidas probadas y comprobadas: encontrar y aislar a todos los posibles pacientes, seguir la pista a las personas que hayan estado expuestas a los enfermos, y garantizar estrictos procedimientos para el control de infecciones mientras se atiende a los infectados. Todos los brotes anteriores de ébola fueron controlados.
Los CDC decidieron el envío de al menos 50 miembros de su personal a África Occidental para que ayuden a combatir la enfermedad, mientras que más de 200 trabajan en el problema desde la sede de la agencia en Atlanta. La OMS ha exhortado a las naciones de todo el mundo a que ayuden con el envío de dinero y otros recursos.
—Es cierto que el ébola podría ser traído a Estados Unidos por un viajero infectado, lo que posiblemente pondría en peligro a integrantes de su familia o a quienes lo atiendan en el sector salud. Esto nunca ha ocurrido antes. Pero si la enfermedad se presentara en territorio estadounidense, según Frieden, los médicos y hospitales saben cómo contenerlo rápidamente.
“Somos optimistas de que no ocurrirá un brote de ébola en gran escala en Estados Unidos”, declaró Frieden el jueves ante una audiencia en el Congreso.

OTRAS COSAS DE QUÉ PREOCUPARSE

La cifra de víctimas del ébola es minúscula comparada con las de otras enfermedades por las que han muerto millones de personas.
“La diferencia es que las enfermedades por las que mueren muchas personas —malaria, diarrea, neumonía— han sido problemáticas a lo largo del tiempo”, dijo Black. “No son epidémicas en general. No corresponden al tipo de brote súbito de enfermedad y muerte que suscitan temor como el actual”.
Las enfermedades comunes tienen tasas de mortalidad mucho más bajas, pero causan la muerte de muchas personas porque enormes números son infectadas.
En comparación, el ébola es controlable.
“La magnitud de los recursos para controlar el ébola en pequeñas comunidades en tres o cuatro países es muy pequeña en comparación con lo que se requiere para controlar la malaria en toda Asia y África”, declaró Black.
“No creo para nada que debamos restringir los recursos para controlar el ébola, sino que necesitamos más recursos para controlar las principales enfermedades mortales de niños y adultos contra las que emprendemos muy pocos esfuerzos”, agregó.
___
Los periodistas de The Associated Press Lauran Neergaard, en Washington; Marcia Chen, en Londres, y Michael Stobbe, en Nueva York, contribuyeron a este despacho.