50 años de misterio…

Jacqueline Kennedy

Jacqueline Kennedy

Anuncios

Daño colateral

Por: Gustavo Gorriti

Si hubiera un campeonato de eufemismos, “daño colateral” no tendría pierde.

“Daño colateral” es una expresión de militares y diplomáticos que pertenece más a la excusa que a la descripción y resulta conveniente para cubrir con un velo de inevitabilidad lo que frecuentemente ha sido causado por la incompetencia, el cinismo, la indiferencia y solo en casos raros por la fatalidad.

Mientras el caso López Meneses continúa contaminando la atmósfera política e institucional con hedores de putrefacción noventera, el régimen del presidente Humala ha tenido un manejo de crisis que, antes que por lo inepto, impresiona por lo asustado.

López Meneses

López Meneses


En lugar de ordenar y llevar a cabo una investigación factual, seria y directa para descubrir a culpables y cómplices del escandaloso caso (algo que a investigadores competentes y con los medios necesarios, no tomaría más que unos pocos días), el Gobierno adoptó medidas que, aparentando severidad, revelaban miedo.

Antes de irse, el ex ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, ordenó investigar a todos los jefes policiales vinculados funcionalmente con la protección a la casa de López Meneses. Eso está bien; pero no lo que pasó después. Como parte de la investigación, Pedraza, decidió separar a todos y cada uno del cargo que estaban desempeñando cuando salió la denuncia. E inmediatamente después, renunció.

La salida de Pedraza provocó la del viceministro Iván Vega, la persona encargada por el presidente Humala de articular las acciones contra Sendero Luminoso en el VRAE.

Poco antes, el general PNP Aldo Miranda fue separado del cargo de Director de Seguridad Ciudadana como resultado de la última decisión de Pedraza, de separar antes de investigar, incluso en casos, como el de Miranda, en el que la destitución de hecho no tenía ningún efecto positivo sobre la investigación.

El problema para la sociedad y para el Gobierno, es que la gestión de Vega como articulador de las acciones contrainsurgentes ha sido no solo positiva sino exitosa. A la vez, el desempeño del general Miranda en la Dirección de Seguridad Ciudadana es considerado como el mejor que han visto y vivido veteranos dirigentes de Juntas Vecinales en sectores críticos para la lucha contra el delito en Lima.

A Iván Vega le dicen “Rambito”, en algunos casos con afecto y en otros con rencor. Aunque despierto y rápido de juicio, Vega no es un pensador, un analista, sino un administrador con talento operativo, visión táctica, capacidad de trabajo, y, lo más importante, confianza del presidente de la República y acceso directo a él.

Aunque estuvo antes (desde 2004 hasta fines de 2006) en el ministerio del Interior, fue nombrado viceministro por este Gobierno en diciembre de 2011.

Desde el inicio de su gestión se abocó centralmente a apoyar la acción contrainsurgente, inicialmente en el Huallaga y, luego de la captura de ‘Artemio’, en el VRAE.

Después de la desastrosa experiencia de Kepashiato, donde no hubo orden ni claridad en el manejo de inteligencia y de acciones, el presidente Humala le encargó articular las acciones contrainsurgentes en el VRAE.

Esa fue una decisión audaz y acertada. Hasta ese momento, pese a que se había aprobado y diseñado varias formas de coordinación inter fuerzas y armas en el VRAE, el peso muerto de las burocracias y de los procedimientos dentro de cada institución impedían la articulación rápida y fluida, sobre todo entre inteligencia y fuerzas especiales, que es esencial para tener éxito operativo.

La iniciativa de inteligencia de “Fusión”, por ejemplo, que parecía inicialmente promisoria, languideció y se marchitó por las típicas mezquindades burocráticas. Operaciones coordinadas entre la Policía y el Comando Conjunto, como una contra el líder senderista ‘José’ en Mayapo, fracasaron por falta de una ejecución conjunta e integrada de acuerdo con los puntos fuertes de cada uno.

“Iván Vega coordinó un grupo heterogéneo, poco convencional, pero ágil y muy bien integrado. Actuó a través de las instituciones, pero dentro de la ley”.

La determinación de Humala, de poner a un civil en la coordinación de todos los grupos dedicados a la tarea, provocó resistencias dentro del Comando Conjunto y de otras fuerzas. Uno de los argumentos que se esgrimió fue el de la responsabilidad: si no existía una cadena formal de mando, ¿quién se responsabilizaba por las decisiones y sus consecuencias? ¿Para qué estaban los institutos, sus responsabilidades territoriales y sus fuerzas?

Fue el clásico argumento que en este tipo de conflictos enfrenta a los militares ortodoxos con la heterodoxia y la flexibilidad de los especializados en contrainsurgencia y fuerzas especiales. “Rambito”, un civil con vocación operativa, coordinó un grupo heterogéneo, poco convencional, pero ágil y muy bien integrado. Actuó a través de las instituciones, pero dentro de la ley. Con la participación de fiscales del Ministerio Público en cada acción.

En relativamente poco tiempo, el grupo incluyó a los policías especializados de Dirandro (en especial la unidad dirigida por ‘Yair’); los de la Dincote, bajo el mando del ahora general PNP Vicente Álvarez; las fuerzas especiales combinadas de la FEC, dirigidas por el coronel EP “Pachi”, bajo las órdenes del CIOEC, comandado por el general EP Moisés del Castillo, entre otros. Los estadounidenses, a través de la DEA, proporcionaron inteligencia electrónica. Así, la combinación de inteligencia dada por los informantes de ‘Yair’ o de la Dincote, además de la electrónica, culminó en operaciones específicas en las que, por primera vez, el Estado tuvo la iniciativa.

Y aunque hubo algunos fracasos, los éxitos (fundamentalmente las operaciones en las que fueron abatidos ‘William’, ‘Alipio’ y ‘Gabriel’), cambiaron el curso del conflicto en el VRAE.

El mérito de ‘Rambito’ fue articular a ese grupo heterogéneo y llevarlo a operar con eficiencia, cruzando todo tipo de ámbitos institucionales y geográficos, gracias al control final y las órdenes de Humala.

Ahora, Vega ha renunciado y la eficacia y vigencia de ese grupo está en peligro. En tanto es obvio que no debe cambiarse lo que funciona bien, sobre todo en un ámbito vital para la seguridad del país, queda por esperar que el presidente Humala tome las medidas para darle continuidad y quizá el grado de estructura que sin quitarle agilidad, le de la suficiente solidez como para que los López Meneses de este mundo no lo pongan en riesgo.

La seguridad ciudadana.- Quintiliano Olivas y Susano Enciso son dos de los más veteranos y prestigiosos líderes de juntas vecinales en Lima. Olivas en Villa El Salvador y Enciso en Cerro el Pino.

Ambos se han movilizado a fondo para exigir a las autoridades la permanencia del general Aldo Miranda en la dirección de seguridad ciudadana. Ellos, y varios otros líderes, consideran que Miranda ha tenido logros sin precedentes en el relativamente poco tiempo que estuvo a cargo de la dirección de seguridad ciudadana.

Aplicando los principios de Policía Comunitaria, de proximidad y estrecha colaboración con las juntas vecinales, Miranda contribuyó decididamente en la pacificación de Cerro el Pino, anteriormente un foco delincuencial que parecía incontrolable.

El método y la experiencia de Cerro el Pino se convirtió en un plan, estrategia y hasta doctrina para ser aplicado en varios otros lugares de Lima primero y en otras ciudades del país después.

Ahora, después de que Miranda ha sido removido de su puesto sin haberse podido siquiera defender, el avance no solo corre el riesgo de truncarse sino que incluso lo logrado en Cerro el Pino se puede perder.

Sería un crimen permitir que eso suceda.

Lima: Record de asesinatos en las últimas horas

Encuentra dos cadáveres de mujeres en Chorrillos, uno en el Rímac, en San Miguel una joven fue asesinada en un motocar

Alertan sobre el uso de motocars

En las últimas horas Lima vivio uno de sus días mas sangrientos,reportandose la muerte de cuatro mujeres en distintas circunstancias. En Chorrillos hallaron dos cadáveres, uno en el Rímac, mientras que en San Miguel una joven fue asesinada, luego de haber solicitado el servicio de un motocar.

En horas de la mañana se reportó el hallazgo del cadáver de una mujer de 50 años aproximadamente en el asentamiento humano Andrés Avelino Cáceres, en la zona de los Pantanos de Villa, en Chorrillos. Con signos de haber sido violada.
PICT0308 (2)
En el mismo distrito, un pescador encontró el cadáver de una mujer con el rostro completamente desfigurado, en una zona cercana a la playa La Chira.

Horas después, vecinos del Rímac descubrieron el cadáver de una mujer en un descampado cercano al Cuartel Hoyos Rubio. Según testigos, el cuerpo fue arrojado en el lugar desde un mototaxi.

Finalmente, ayer fue asesinada una joven universitaria en el distrito de San Miguel. Según reportes periodísticos, la mujer fue degollada en un mototaxi por resistirse a ser violada. Los atacantes la abandonaron cerca del colegio Juan XXIII.
De los cuatro violentos y sanguinarios crímenes dos de ellos tuvieron como herramienta delictiva un mototaxi

23:36 Perú: Jefe del Estado aceptó renuncia de asesor presidencial Adrián Villafuerte

Lima, nov. 15 (ANDINA). El jefe del Estado, Ollanta Humala Tasso, aceptó la renuncia del consejero presidencial en asuntos de Seguridad y Defensa Nacional, coronel EP (r) Adrián Villafuerte Macha, se informó hoy.

Ex asesor presidencial Coronel Adrián Villafuerte

Ex asesor presidencial Coronel Adrián Villafuerte

La información fue proporcionada esta noche por la Secretaria de Prensa de la Presidencia de la República, mediante una breve nota de prensa.

(FIN) NDP/MVF

Perú: Presidente Humala deslinda relación con empresario vinculado a Montesinos

Información dejó entrever existencia de nexo entre López Meneses y el coronel retirado Adrián Villafuerte, asesor del presidente de peruano , en temas de Seguridad y Defensa.

El presidente de Perú, Ollanta Humala, rechazó hoy que su gobierno tenga alguna relación con el empresario Oscar López Meneses, condenado por sus vínculos con el exasesor Vladimiro Montesinos y quien recibía una indebida protección policial.

“Deslindamos con esa basura, con ese delincuente, no podemos aceptar que se quiera vincular a un Gobierno que esta haciendo un esfuerzo por ser transparente”, dijo Humala al canal TVPerú desde la ciudad de Piura.

Adrián Villafuerte, campaña presidencial del 2005

Adrián Villafuerte, campaña presidencial del 2005


El mandatario agregó que si por él fuera posible “lo metería preso, pero tengo que cumplir normas, y sé que tiene procesos (judiciales) abiertos”.

El ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, puso hoy su cargo a disposición de Humala debido a la indebida protección policial brindada a López Meneses que fue revelada ayer por el diario El Comercio.

El jefe de Estado declaró estar “sumamente preocupado por esta situación porque mella las prácticas de la Policía Nacional” y coincidió con Pedraza en tomar las medidas más radicales para sancionar a los responsables.

“Deslindamos totalmente con delincuentes que vienen del montesinismo”, remarcó.

En una presentación ante el pleno del Congreso, Pedraza dijo asumir la responsabilidad política de lo que ocurre en su cartera y señaló: “hoy, a primera hora, he puesto mi cargo a disposición del presidente de la República para la evaluación correspondiente”.
villafuerte
Pedraza afirmó que habrá responsabilidad penal por la indebida protección policial a Óscar López Meneses, un exoperador del ex asesor de inteligencia Vladimiro Montesinos.

Asimismo, el ministro del Interior negó que el gobierno tenga “algún vínculo directo o indirecto con sistemas que antes nosotros combatimos y que tanto daño hicieron al país”.

Ayer Pedraza dispuso el inmediato relevo de tres generales, dos coroneles y un comandante de la Policía Nacional al conocer de la indebida asignación de seguridad domiciliaria a personas que no están contempladas en la ley para recibir dicho beneficio.

Los altos oficiales cesados fueron el jefe de la Región Policial Lima, general Luis Praeli; el jefe de las Fuerzas Especiales de la Policía, general Sergio Monar; y el jefe de la Policía Fiscal, general Carlos Gómez Cahuas, quien antes fue jefe de la Región Policial Lima.

También dejaron sus cargos el jefe de la Unidad de Acciones Tácticas, coronel Walter Arrué; el jefe de la División de Emergencia, coronel Edgard Del Castillo; y el jefe de la Unidad de Desactivación de Explosivos, comandante José Manuel Arteta.

El diario El Comercio reveló ayer que Óscar López Meneses, quien fue condenado a cuatro años de prisión suspendida (sin ingresar a la cárcel) por sus vínculos con Montesinos, “disfruta de beneficios especiales otorgados por el Gobierno y la Policía Nacional

Oscar López Meneses, operador de Montesinos

Oscar López Meneses, operador de Montesinos

El rotativo, que citó una investigación de la periodista Cecilia Valenzuela del canal Willax Televisión, señaló que policías y patrullas vigilaban la casa de López Meneses y la de su padre, y que el empresario había sido invitado el viernes a una ceremonia oficial a la que también acudió Pedraza.

La información publicada ayer dejó entrever que podría haber un nexo entre López Meneses y el coronel retirado Adrián Villafuerte, quien es asesor del presidente de Perú, Ollanta Humala, en temas de Seguridad y Defensa.

Perú: Adjudicarán a fines de noviembre plantas térmicas de 800 millones de dolares

Merino: Paso clave en plan energético, para llevar gas al sur del país

Perú adjudicará a fines de noviembre la construcción y operación de dos plantas termoeléctricas en el sur del país de unos 800 millones de dólares, clave para desarrollar un plan energético integral y reforzar su vulnerable sistema eléctrico, dijo el martes el Gobierno.

El ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, explicó que la construcción de las centrales térmicas, de 500 megavatios cada una, son parte de un proyecto más amplio del Gobierno que busca construir un gasoducto para llevar el gas del rico yacimiento andino de Camisea al sur del país.

“La ‘buena pro’ (adjudicación) de esas plantas se va a dar el 29 de noviembre”, dijo Merino a periodistas.

Las plantas se construirán en las ciudades de Mollendo e Ilo, ubicadas en las regiones DE Arequipa y Moquegua, respectivamente, donde operan grandes mineras de cobre como Southern Copper -del Grupo México- y Cerro Verde- de Freeport McMoran.

Este plan denominado “nodo energético en el sur” busca generar la demanda de gas que permitirá luego construir el gasoducto de 2.500 millones de dólares y unos 1.000 kilómetros, que se extenderá desde Camisea hasta la sureña región Moquegua.

El consorcio o la empresa que construirá el gasoducto será revelado el 17 de febrero.

El Gobierno viene acelerando el proyecto integral energético, que incluye también la construcción de una planta petroquímica por otros 3.500 millones de dólares.

Expertos del sector consideran que, a medida que pasa el tiempo, se complica cada vez más el que el presidente Ollanta Humala logre concluir el proyecto integral para cuando deje el poder en julio del 2016.

El plan, en su conjunto, representa además una promesa de Humala: llevar al sur peruano el desarrollo económico que ha registrado el país rico en recursos naturales durante la pasada década.
(T.C.-M.F.)

Tifón Haiyan: Presidente de Filipinas estima entre 2.000 a 2.500 muertos

“Diez mil creo que es demasiado”, dijo Aquino en una entrevista con CNN.

La cifra de muertos que dejó el tifón que azotó a Filipinas está más cerca de 2.000 ó 2.500 personas, y no de la estimación previa de 10.000 fallecidos, dijo el martes el presidente Benigno Aquino, mientras buques de Estados Unidos y Reino Unido se dirigen al país para colaborar en los esfuerzos de ayuda.

“Hubo cierto drama emocional involucrado en esa estimación”, agregó, ya que los funcionarios que dieron el número inicial habrían estado demasiado cerca de la destrucción generada por la tormenta como para dar una cifra precisa.

Aquino dijo a CNN que el Gobierno aún está recolectando información de las áreas afectadas por la tormenta y que la estimación de víctimas fatales podría aumentar.

Tifon Haiyan
“Esperamos poder contactarnos con unos 29 municipios en los que aún tenemos que establecer cifras, especialmente en lo referente a los desaparecidos, pero hasta el momento 2.000 o alrededor de 2.500 es el número con el que estamos trabajando en lo que se refiere a muertes”, afirmó.

La cifra oficial de muertos alcanzó las 1.774 personas el martes.

Las autoridades filipinas se han visto desbordadas por la magnitud del tifón Haiyan, uno de los más fuertes de los que haya registro, que golpeó el viernes el centro de Filipinas y arrasó Tacloban, la capital costera de la provincia de Leyte, donde funcionarios temían que hubiesen muerto unas 10.000 personas.

Aquino entregó la estimación más baja de fallecidos después de que el portaaviones nuclear USS George Washington zarpó hacia Filipinas portando a unos 5.000 marineros y más de 80 aeronaves para acelerar los esfuerzos de ayuda. A él se sumaron cuatro buques de la Armada de Estados Unidos y deberían llegar dentro de dos a tres días, dijo el Pentágono.

“El tiempo es muy malo ahí fuera, así que estamos limitados por los mares y el viento”, dijo a periodistas en Hong Kong el capitán Thomas Disy, comandante del USS Antietam, un crucero lanzamisiles que forma parte del grupo del portaaviones. “Pero vamos a ir lo más rápido que podamos”, agregó.

Los suministros de ayuda llegaron a Tacloban a través de carreteras salpicadas de cadáveres sin recoger y montañas de escombros, mientras comenzaba a llover nuevamente. Los servicios de rescate trataban de alcanzar otras ciudades y pueblos aún aislados, lo que podría revelar el auténtico alcance de la devastación.

“Hay centenares de otros pueblos y localidades a lo largo de miles de kilómetros que estaban en el camino del tifón y con las que se han cortado las comunicaciones”, dijo Natasha Reyes, coordinadora de emergencias en Filipinas de Médicos Sin Fronteras.

“Nadie sabe cuál es la situación en estas zonas más rurales y remotas y va a pasar algún tiempo hasta que tengamos toda la visión”, agregó.

Reyes calificó la devastación como sin precedentes en Filipinas, un archipiélago de más de 7.000 islas golpeado por unos 20 tifones al año, comparando la tormenta con “un terremoto enorme seguido por gigantescas inundaciones”.

Unas 660.000 personas se han desplazado y muchas no tienen acceso a alimentos, agua o medicamentos, dijo Naciones Unidas.

Gran Bretaña también enviará un buque de su Armada con potabilizadoras de agua de mar y aviones de transporte militar. El HMS Daring dejó Singapur y se espera que llegue en dos o tres días.

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, dijo que el prestamista está considerando aumentar su programa de transferencias condicionales de efectivo para Filipinas como consecuencia de la tormenta.

LLENO DE CADÁVERES

El presidente Aquino declaró el estado de calamidad nacional y desplegó a cientos de soldados en Tacloban, que era una vibrante ciudad portuaria de 220.000 habitantes que ahora está llena de escombros y cadáveres sin ninguna señal de autoridad gubernamental, mientras los funcionarios se centran en salvar a sus familias y conseguir comida.

“Básicamente, la única rama del Gobierno que está funcionando aquí es el Ejército”, dijo a Reuters en Tacloban el capitán de la Armada filipina Ruben Guinolbay. “Eso no es bueno. No se supone que debamos asumir el papel del Gobierno”, añadió.

El gobierno de Tacloban fue eliminado por la tormenta, dijo el secretario de Interior Manuel Roxas. Los funcionarios están muertos, desaparecidos o demasiado superados por el dolor para trabajar. De los 293 policías, solo 20 habían acudido a trabajar, afirmó.

“Hoy hemos estabilizado la situación. Ya no hay noticias de saqueos. El suministro de comida está llegando. Hasta 50.000 paquetes de alimentos están llegando por día, y cada uno puede alimentar a una familia entre tres y cinco días”, agregó.

La secretaria del Departamento de Bienestar Social y Desarrollo, Corazon Soliman, dijo que la ayuda ha llegado a un tercio de las 45.000 familias de la ciudad. La mayoría de las tiendas están cerradas, destruidas o afectadas por los saqueos.

“Las que abrieron vieron cómo los productos desaparecían rápidamente”, afirmó.

CAOS EN EL AEROPUERTO

Dos aviones de transporte de la Fuerza Aérea filipina C-130 aterrizaron en el aeropuerto de Tacloban el martes temprano, pero descargaron más soldados que suministros de ayuda.

Entre las decenas de soldados se encontraba una unidad de las Fuerzas Especiales, lo que subraya las preocupaciones sobre disturbios civiles.

Las Fuerzas Especiales fueron desplegadas inmediatamente en el aeropuerto para contener a las familias enojadas y desesperadas que esperaban bajo la lluvia con la esperanza de embarcar en los aviones que regresaban a Manila.

“¡Atrás! ¡Vuelvan al edificio!”, gritaron militares de la Fuerza Aérea a través de megáfonos, haciendo gestos a la multitud para que volvieran al interior de la terminal dañada. Muchos habían caminado durante horas desde sus casas destruidas, llevando sus escasas pertenencias.

Los enfermos, niños y ancianos fueron subidos primero a bordo. Bebés pálidos fueron pasados sobre la multitud y llevados con varias personas heridas. Muchas personas lloraban y rogaban a los funcionarios que los dejaran ir.

Los residentes contaban aterradores relatos de cómo fueron arrastrados por una crecida del agua en una ciudad poco preparada para el devastador poder de Haiyan, conocido en Filipinas como Yolanda.

Algunos se quedaron para proteger sus propiedades, incluida Marivel Saraza, de 39 años, quien llevó a sus seis hijos a tierras altas antes del paso de Haiyan, pero se quedó en la zona para proteger su casa, ubicada a corta distancia del mar.

La mujer acabó luchando contra una ola que le llegó hasta el pecho para llegar a un terreno más elevado, mientras el agua destrozaba su vivienda de cemento de dos pisos.

“Mi casa simplemente se disolvió en el agua”, contó Saraza, quien ahora lucha por alimentar a sus hijos.

El Gobierno le dio 2 kilogramos de arroz y una lata de sardinas -apenas suficiente para una comida para la familia- así que su marido se aventuró a buscar frutas al interior de la isla. Pero los árboles fueron arrancados por vientos de 314 kilómetros por hora y los campos de arroz fueron inundados por agua salada.

(Reporte:Andrew R.C. Marshall y Manuel Mogato, Rosemarie Francisco y Karen Lema en Manila; Phil Stewart y Susan Heavey en Washington; Michelle Nichols en Naciones Unidas, Belinda Goldsmith en Londres y Greg Torode en Hong Kong; Escrito por Jason Szep y Jim Loney)