España puede satisfacer sus necesidades de financiación

Salgado:Hay mucha demanda de bonos españoles entre los inversores pese a las preocupaciones …

Hay mucha demanda de bonos españoles entre los inversores pese a las preocupaciones por los altos niveles de deuda en Europa, dijo el sábado la ministra de Economía, Elena Salgado.
“España se está financiando bien”, aseguró Salgado a los periodistas en el marco de la reunión del Fondo Monetario Internacional en Washington, agregando que las subastas de bonos españoles siguen atrayendo el interés.

Christine Lagarde (FMI) y Elena Salgado

España e Italia han estado en el punto de mira de los mercados de bonos en los últimos meses, con especuladores apostando a que la crisis desatada por los temores sobre los elevados niveles de deuda de Grecia acaben extendiéndose a otras economías anémicas del continente.
Salgado dijo que los inversores tienen que dar tiempo a España para que las recientes reformas económicas den fruto. Mientras, indicó, es necesario construir una barrera financiera que proteja a otros países vulnerables del contagio.
La economía española crecerá el próximo año un poco más rápidamente del 1,1 por ciento que ha pronosticado el FMI, aseguró, calificándola de un pronóstico “más pesimista de lo que parecería razonable”.
El Fondo espera que España crezca este año sólo un 0.8 por ciento, lo que dificultaría aún más la reducción de la deuda.
El ciclo de ansiedad y elevados costes de financiación tiene una naturaleza de profecía autocumplida que los economistas dicen que solo puede romperse cuando Europa actúe unida para establecer un límite que frene esos temores y apoye completamente a todos sus miembros.
El rendimiento de los bonos españoles a 10 años superó el seis por ciento en agosto, antes de bajar a sus actuales niveles de alrededor del 5,3 por ciento.
Los temores sobre una suspensión de pagos en Grecia han dominado las negociaciones en el encuentro del G-20 en la capital estadounidense, ante la preocupación a que sus consecuencias desaten una nueva recesión.
Christine Lagarde (FMI) y Elena Salgado