Trump y Moore…

Un vaticinio del cineasta en Julio del 2015

El malestar de los hombres blancos
Moore creía que había un sector de votantes -los hombres blancos molestos- que sentían que el poder se les ha ido escapando de las manos y que ya las cosas no se hacen como ellos las hacían.
Ohio era uno de los cuatro estados que, según Michael Moore, podía hacer la diferencia para Trump. Y ocurrió.
Se trata de hombres que han percibido el avance en la sociedad de las mujeres y de las minorías como una pérdida y una amenaza, y que ahora probablemente se movilizarán a favor de Trump.
“¿Después de haber tenido que aguantar durante ocho años a un hombre negro diciéndonos qué hacer, se supone que ahora debemos quedarnos tranquilos y asumir ocho años de una mujer mandándonos?”, escribió Moore intentando reflejar la forma de pensar de este tipo de elector.
moore
Hillary Clinton
“Enfrentémoslo: nuestro mayor problema aquí no es Trump, es Hillary. Es inmensamente impopular, casi 70% de los votantes cree que no es confiable y es deshonesta”, advertía Moore.
Moore consideraba que Clinton no entusiasmaba a los votantes.
Al cineasta le preocupa la poca emoción que muestran los electores demócratas y afirma que no es comparable a lo que ocurría cuando Obama era candidato o, incluso, cuando Bernie Sanders competía en las primarias.
“No hay entusiasmo aquí y como las elecciones se van a reducir a una única cosa -quien es capaz de sacar a mayor cantidad de gente de sus casas para llevarlas a votar- en este momento Trump está en la posición ganadora”, lamentó Moore en su análisis.
“Será un votante deprimido, lo que quiere decir que no traerá consigo a otras cinco personas para que voten por ella y que no se ofrecerá para trabajar como voluntario durante el mes previo a la elección”, apuntó.

El efecto Jesse Ventura
Moore también creía que otro elemento que favorecía a Trump es el hastío y la rabia de los ciudadanos con el sistema político.
“Millones van a votar por Trump no porque estén de acuerdo con él, ni porque les guste su fanatismo o su ego, sino simplemente porque pueden”, escribió.
El cineasta se refiere a esa posibilidad como el “efecto Jesse Ventura”, en referencia al luchador profesional James George Janos (quien usaba el sobrenombre de Jesse Ventura) quien fue electo gobernador de Minnesota a fines de la década de 1990.
“Ellos no lo eligieron porque sean estúpidos o porque pensaran que Jesse Ventura era un hombre de Estado o un intelectual político. Lo hicieron porque podían. Minnesota está lleno de gente que tiene un oscuro sentido del humor. Votar por Ventura fue su forma de burlarse de un sistema político enfermo. Esto va a ocurrir de nuevo con Trump”, afirmó Moore.
Y tal parece que dio en el clavo.
Fuente: BBC Mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s