Perú: Que nos espera con estos candidatos…

Sobre lo que Keiko debería sincerarse

leque

Por: Lenin Quevedo Bardalez

Si es que no queremos hablar del pasado de Keiko Fujimori. Si es que opinamos en quedarnos en el presente. Si es que le hacemos caso a los chicos de naranja, ¿qué queda? Desnuda, una de las políticas más mediocres que ha dado a luz nuestra mediocre clase política. ¿En qué trabaja? ¿La sufre? ¿Realmente merece ser nuestra presidenta? Son preguntas que saltarían a la inmediata vista. Si Keiko Fujimori quisiera ser presidenta hoy por hoy, algo así como un Julio Guzmán o una Verónica Mendoza, no alcanzaría ni siquiera al 2%. Ella es una esclava de su pasado, sin él es apenas una sombra en el presente
Por eso, les pido a los señores de la K, que no sean hipócritas: están orgullosos de don Alberto, justifican la matanza de Barrios Altos y creen que Fujimori y Montesinos idearon la captura de Abimael Guzmán (a poco que ni sabían, como dicen por ahí los policías involucrados, que incluso acusan a esa pareja presidencial de haber negado la posibilidad de la captura de la “cuarta espada de la revolución” en otro momento).
El increíble argumento que apela a hacernos creer que gracias a Fujimori tenemos internet o un celular, ya es el colmo. Ni más ni menos un insulto. Poco más y nos dicen que sin Fujimori, el Perú regresaba a los dinosaurios. Lo que debe preocuparnos es que gracias al fujimorismo y al alanismo tenemos gente que es capaz de admitir un razonamiento tan procaz.
No todo fue malo, se le agradece el habernos insertado nuevamente en la economía mundial, posibilidad que Alan García Pérez dinamitó durante su lamentable primer gobierno. También el lograr un retroceso en las organizaciones subversivas que azotaban nuestro país y San Martín como una de sus regiones predilectas.
Pero hasta el peor sujeto hace cosas buenas. Gadaffi era señalado como un gobernante modelo, con los mejores índices de educación y salud del África, pero también mataba y mandaba a matar mucho. Financiaba organizaciones terroristas: si querías explotar en algún supermercado, podías pedirle dinero. Como Fujimori con las FARC, organización narcoterrorista de Colombia, a quienes ayudó sirviendo de intermediario para la compra de armas. Las armas que matan a niños y mujeres, campesinos la mayoría, ajenos a los grandes negocios
De grandes negocios sabe Fujimori, que vendió todas las empresas estatales a precio huevo, lo que fue denunciado como delito financiero por Javier Diez Canseco. Y así, vendiendo el país, se hizo escuelas sin profesores, postas sin médicos, ni medicina. Y cosas por el estilo. Pero hay algunos que consideran a ese populismo cínico, como una labor técnica.
Ni hablar de su postulación al senado japonés sin siquiera guardar un luto prudente tras haber renunciado a la presidencia de otro país. Como las denuncias de Susana sobre las torturas en su contra… Ese es el pasado de doña Keiko, que debe asumir de una vez y no seguir con ambigüedades.

El perfume de Alan García Pérez

Aun quedan aquellos que nos quieren convencer, sin ser apristas, que el Partido Aprista Peruano debería llegar al poder porque tiene experiencia de gobierno. Dicen estos amigos, que es responsable votar por la Dupla ALU. Hasta hacen la alegoría del José que es responsable y sabe lo que hace. Yo respeto a los que son apristas y así lo hacen, porque en fin, no les puedes pedir otra cosa, ¡pero a los otros!
Alguna vez leí un cuento en el que el protagonista se presentaba ante la corte de Francia como el principe que se había perdido hace varios años en una isla latinoamericana. Mientras que el príncipe era caucásico, de gran estatura y buen porte cuando se le perdió de vista, el recién aparecido era un típico costeño, un criollo, de baja estatura, un orgulloso cobrizo cuya principal capacidad era la de ser un gran birlador. Era pues, tal la seguridad en sus palabras que terminaron todos creyéndole, celebrando el acontecimiento como si nada extraño existiera en que el noble perdido fuese la antípoda de los rasgos de su yo en el presente.
Eso nos pasa con Alan. Todos sabemos de los narcoindultos, todos escuchamos los petroaudios, sabemos del desastre de Ica y su fallida reconstrucción y tenemos espantosos recuerdos de Bagua y los crímenes cometidos en nombre del tratado de comercio con los Estados Unidos y muchos sufren de agorafobia (el miedo a las colas) de solo escuchar una canción de los ochentas. La dislexia generacional (de la que siguió primaria durante su gobierno fundamentalmente), es culpa de la polìtica que permitió el ingreso de docentes con quinto año de secundaria a la carrera magisterial. Y aunque no creo en eso de quién mató más o menos: en su gobierno se mató a gente encarcelada, utilizando la Marina de Guerra del Perú, saliendo la orden desde Palacio de Gobierno, en manos del no menos tenebroso Agustín Mantilla. Se cometieron crímenes inhumanos por parte de las fuerzas armadas de los que nunca fue acusado Alan García. Se libró tan bien siempre este político que destruyó la economía de nuestro país, algo que no sucedió con otro inefable, quien frenó la caída libre, pero la ambición desmedida y la irrefrenable cleptocracia instalada lo llevaron a la cárcel. A Alan no… Alan habla tan bonito, que puedes creerle la encarnación de la Sarita Colonia.
Tiene el perfume de Patrick Süskind escondido entre sus tetas. Alan es la peor opción dentro de todas las peores opciones que tenemos, aun cuando esté en alianza con Lourdes Flores Nano. Ah claro, no habíamos hablado de Lourdes Flores Nano. Dice la historia que era una política correcta, perseguidora de la justicia y aliada no obstante a los intereses de la derecha. Y que tropezó al final, marcando su suicidio político.
(Apelo a tu inteligencia amigo aprista, para saber aguantar semejante artículo, por la marcada apertura democrática de las posturas que no concuerdan con tu pensamiento)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s