Telebasura, prensa rosa o prensa toxica

P1010808 - copia

Por: Pedro Miqueas Chauca Ortiz

La televisión, masivo medio de comunicación con preponderante influencia en la vida del ser humano contemporáneo y probablemente en el del futuro, con variables; obedece en la actualidad a un estilo de vida, a una tendencia, reflejo de una etapa global, con mega problemas sociales, económicos y culturales marcados por una decadencia generalizada, con ausencia de valores, creatividad, e innovación; inunda los horarios de mayor cobertura con programas vacíos, carentes de contenido, y nada edificantes, con desprecio al ser humano realizado o edificado; idealizando estereotipos superficiales y dañinos para un adecuado desarrollo mental y espiritual, sin importar que tan indigna pueda mostrarse una persona, y cuando daño acarree al publico que lo consume, que en su mayor porcentaje es juvenil.

El consumo y asimilación del producto televisivo o la no muy adecuadamente llamada “televisión basura”, basada en el principio de máxima audiencia y rating, sin importar como, manipula a la teleaudiencia masiva, quien marca preferencia por la “televisión toxica”, alejándose de los programas con contenido cultural, formativo, e informativo.
La anteriormente llamada pantalla chica ha tomado una dimensión distinta a sus inicios, de entretenimiento sano, familiar e informativo, transformandose en una suerte de fuente de “morbo” permanente, ficticio, vulgar, amoral y soez. Se enerva y se alienta el sexo irresponsable como meta, sin parámetros, y se hace apología de la homosexualidad y la promiscuidad.
Un factor peligroso de esta forma de hacer televisión, es que sus servicios ofertados a los intereses corporativos, políticos y comerciales, que la mantienen en su posición privilegiada, de ineficaz educador de masas.
Niños y adolescentes vulnerables construyen su identidad según patrones y modelos de vida conflictivos creados y vendidos como mercancía barata: sexo, escándalos y violencia en horarios no permitidos. Con una buena dosis de hipocresía…

IMG_0259

“Homo Videns…”
Esta expresión del psiquiatra español Enrique Rojas, en su obra “El hombre Light, una vida sin valores” subraya la nueva forma de percibir la televisión, donde el mecanismo de cambiar de canales permanentemente, representa un entretenimiento, resultando ser un entretenimiento dentro del entretenimiento, un elemento que genera una suerte de retroalimentación.
La nueva forma de mirar TV, empuja a una nueva forma de producir, donde la rapidez, la falta de profundidad y la liviandad conceptual, exacerba la necesidad de cambio permanente sobre lo percibido. La nueva forma de percibir genera un estar en todas partes y en ningún lado al mismo tiempo, significa también un interés por todo y por nada, pasando de una película a un programa de espectáculos, de un “reallity Show” a un debate político, de una telenovela a un noticiero, todo junto en el instante sin poder profundizar en nada, por la rapidez de los visto, y por lo insustancial de su contenido.
Si bien es cierto que este es un estudio del fenómeno en España, en Perú la realidad mediática merece un análisis a partir de los noventa, momento en el que surgen nuevos personajes, mediáticos, acordes al proceso “defacto” y que conformaron la parrilla de una nueva cultura de la información al compás de la nueva política; consistente en la desaparición del Estado Democrático, el soborno a los medios de comunicación, como a la venta improvisada de los servicios públicos. La difusión saturante, fue usada como método sistemático para crear aceptación forzada de la corrupción política e institucional. El fujimontesinismo tuvo, de una manera particular, acción determinante en este proceso al abrir las compuertas de par en par, a la que me permito llamar, la “Prensa Toxica” ingresándose de lleno en la decadencia de los medios de comunicación, y al cambio en la forma de mirar televisión de los televidentes, la causa mas obvia de esta decadencia, fue la corrupción; la sociedad manipulada ayudó a lograr lo que hoy en día es la televisión actual, ingresaron y se posicionaron los Reallity Show o info-shows o infortaculos mezcla de información con el espectáculo y “ entretenimiento”, que desempeñaban un papel psicosocial que difuminaba la realidad peruana…

Marco Aurelio Denegri

Marco Aurelio Denegri

La cacosmia y el enmierdamiento televisivo excrementicio…
Según lo afirma Marco Aurelio Denegrí, el hombre es el animal que mas defiende la basura y entre todos los animales es el campeón, la consume con ahínco. Le parece fragante lo pestilente y agradable lo repugnante y le parece delicioso lo excrementicio. El enmierdamiento callejero, la pestilencia y la hediondez no suele disgustar al pueblo y suele protestar por la limpieza; como sucedió en la España de los 500.
Suele guardar también la basura, es embasurante y basuraisante por excelencia, la basura lo atrae y se complace en ella con delectación y hasta con frenesí, y esto lo demuestran cumplidamente y abundantemente los programas televisivos, la basura es adictiva y la basura que se produce y se esparce diariamente en la televisión es peligrosísima ya que origina una adicción violenta y tenaz, los televidentes se acostumbran a la cochinada químicamente pura y a la vulgaridad mas atroz, embarrase para los televidentes es una verdadera fiesta, enlodarse es una diversión, enmierdarse es una vocación y un destino, afirma con elocuencia Denegri…

La discusión, de si van o no algunos programas y si existe algún modo de detener la telebasura, pasando por alto etapas anteriores , no funciona, según Denegri el tratar de detener el esparcimiento de toneladas de basura, con el “queda terminante prohibido”. Hace 15 años, podría haber dado resultado, pero ahora no, es peor, ahora rige la cacosmia, ya no se puede detener la producción de basura, el pueblo protestaría porque se acostumbró a la pestilencia…la teleaudiencia adicta a la cacosmia es sumamente violenta esta en un estado gravísimo, los canales no pueden dejar de producir programas excrementicios la gente quiere consumir mas basura, la perversión del publico televidente, es cacosmica…
Si no hay un acercamiento en serio, si no se entiende bien este fenómeno de la televisión y su desquiciamiento cacosmico , si no se entiende este adicción violenta y tenaz intensísima hacia la basura, no es posible hallar una solución, no se puede dejar de dar basura, esa teleaudiencia va a protestar, y pedir que vuelva la basura, es un ciclo vicioso, es una maldición no se como se va a salir de eso… Es una perversión de la existencia, la basura es su principal alimento y nutriente ya no puede vivir sin ello… hemos llegado a un nivel de alteración, de degeneración, involutivo, regresivo cavernario, no puede ser ni compuesto ni rehecho. Creo que la gente no se da cuenta de ello, porque es un proceso, lo malo es que no hay retorno, no hay posibilidad de desembrutecerse o desidiotizarse”. Afirma Marco Aurelio.
Los vendedores de toxicidad, estiércol televisivo como lo afirmó coincidente mente Carlos Martin González Lupis,hermano de uno de los presentadores mas populares de la Trash TV, mostrando su desacuerdo con el fondo de este fenómeno nocivo y de una toxicidad letal… “Son ahora quienes establecen lo que se ve, lo que va y la “objetividad”. La empresa de televisión, dispone: Destaca esto, no pongas esto, quita esto… La libertad de expresión esta bien hasta que no toque mi empresa.

tv bas
Ausencia de la cultura en la TV peruana

La cultura no interesa o la cultura no existe, existiría si se viera, las sociedades normalizan patologías, la nuestra ha normalizado la patología de ningunear la cultura…
Bryce Echenique, en su libro A trancas y Barrancas, dice: “Confusión hay por todas partes y cada día mas el hombre se aproxima a la imagen definitivamente de un ser profundamente imbécil, que mira cada día mas horas de telebasura y soporta el idiotizador impacto de la publicidad sin capacidad de respuesta alguna…”
No pongo en cuestión el libre albedrio, sino el porque el estado promueve e inclina la balanza hacia el lado del mas poderoso económicamente y no guarda a la niñez o apoya a los padres a educar, sin propiciar un conflicto mas en la dura tarea de educar a sus hijos. El representante de la Sociedad Nacional de Radio y Televisión (SNRTV), Jorge Baca, afirmó que cerca del 75% de los medios del país no cuentan con un Código de Ética,

El origen de la Trash TV
A fines de 1988 el animador estadounidense Geraldo Rivera, de origen puertorriqueño introdujo una sección en su programa que le dio entidad y nombre a esta modalidad de la TV. La idea consistía en enviar una cámara a revisar la basura de los famosos. Posteriormente eso se exhibía con el objetivo de que la basura de la celebridad hablaba por ella (o por el). De esta manera todo lo desechado, desde lo más íntimo hasta lo más repugnante se convertía en información de chimentos.
Con el tiempo la idea fue adoptada por otros programas, poco a poco fue ganando lugar en el mundo de la comunicación masiva. Sin embargo otros la adoptaron conceptualmente: hurgaban con descaro en las vidas privadas de las celebridades. Y así, el fenómeno nacido en Estados Unidos bajo el nombre de Trash TV se instalo en la televisión y continua siendo habitual en la pantalla. En países como España se le llama tele chatarra y en Italia tele bazofia. Redefiniendo el concepto, la TV basura abarca programas donde se ventilan a diestra y siniestras los chismes de los famosos, los shows de “fenómenos” donde abundan los contenidos burlones, los reality show, programas donde personas corrientes muestran sus propios dramas enfrentándose entre si con violencia verbal y física, en peleas mediáticas
El objetivo es conseguir confrontaciones frente a las cámaras que en muchas oportunidades carecen de límites verbales y físicos. A mayor violencia, mayor rédito televisivo…
En Perú, Laura Bozzo, es el caso más emblemático, la conductora y abogada llevó adelante “Laura en América” su creación más popular, programa que los sectores más golpeados de la sociedad peruana alimentaban en buena parte del rating. En 1998, luego de su paso por “Panamericana Televisión” Bozzo fue contratada por América Televisión, canal impulsor de la propaganda del gobierno de Alberto Fujimori. En dicho canal “Laura en América” fue el programa en el que se hacía apología a Alberto Fujimori y a su asesor Vladimiro Montesinos con quien la prensa y la justicia insistieron en que mantuvo una relación sentimental y de trabajo. Por esta razón, Bozzo fue procesada y se abre en 2001 una investigación por la relación de la conductora con la corrupción de aquel gobierno. En febrero de 2011 firmó contrato con Televisa para conducir “Laura”, que continua abordando las mismas temáticas de “Laura en América”. Debo mencionar a Cristina Saralegui, la conductora cubana alcanzo una gran popularidad entre los hispano parlantes de Estados Unidos gracias a su programa “El show de Cristina” producido por Univisión y realizado íntegramente en Miami.
“Mentimos, engañamos, ganamos dinero, sobornamos, despreciamos, arreglamos concursos, tergiversamos informaciones, diseñamos programas groseros sabiendo que lo son, somos racistas, estafamos a directivos de televisión. Y no nos importa que usted crea o no lo que esta viendo. Lo único que queremos es que usted lo vea” -Cita de ¡Mírame, tonto! libro de la periodista valenciana (España) Mariola Cubells.
Cacosmia: Perversión del sentido del olfato.
Trash: Basura, desecho, desperdicios

Anuncios

Un pensamiento en “Telebasura, prensa rosa o prensa toxica

  1. Ha graficado Ud. con precisión a la “TV basura made in Perú” : agente masivo de desinformación y estupidización

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s