La cruda realidad de una intoxicación nocturna

Unas copas de más distorsionan totalmente la realidad
Por: Nando Ad Hunter
Una empresa danesa de autobuses llamada Movia está llevando a cabo una ingeniosa campaña online que lleva camino de convertirse en un éxito en la red al abordar una situación en la que muchas personas se ven reflejadas: cómo unas copas de más distorsionan la realidad y nos hacen ver las cosas mucho más agradables de lo que son.

Para promocionar su servicio de autobuses nocturnos y concienciar a los jóvenes sobre el consumo excesivo de alcohol, la compañía ha lanzado un original vídeo interactivo formado por dos capas superpuestas. En cada una de ellas se muestra la misma situación, pero lo que reflejan las imágenes es radicalmente opuesto e invita a una profunda reflexión.

La primera capa corresponde a la percepción que tienen un grupo de jóvenes de lo que está siendo una agradable noche de fiesta: risas, bailes, ligoteo, diversión… Pero se trata de un espejismo. Al mover el ratón y pasar el cursor por la pantalla, la cruda realidad sale a la luz con un efecto visual que recuerda a algunas escenas de la serie de televisión ‘Fringe’ en las que se ven mundos paralelos.

A través de un ‘círculo mágico’ podemos ver la verdad de cada escena, que no es otra que los personajes del vídeo arrastrándose por la discoteca en un lamentable estado. El protagonista no conquista a una chica sino que la molesta, y en vez de orinar donde corresponde, lo hace en una pared del baño. Y por supuesto, lo que él pensaba que era una exhibición de breakdance en mitad de la pista, no es otra cosa que un cúmulo de movimientos descoordinados que le dejan en ridículo.

La protagonista del vídeo no corre mejor suerte. Su escena en el baño combina magistralmente el humor y la lástima, estando a la altura de los clásicos gags de Mr. Bean. El final de la noche, perfectamente reflejado en las dos capas del vídeo, puede ser una desagradable situación en un callejón o un plácido regreso a casa en un autobús nocturno de la compañía Movia.

Para disfrutar del curioso efecto que produce el vídeo es necesario visualizarlo a través de su propia web. Sin embargo, la empresa ha montado también una versión para YouTube donde se muestran ambas situaciones en paralelo. Aunque el resultado es aceptable, lo recomendable es acceder al microsite y dejar que nuestro ratón nos desvele que con alcohol de por medio, las cosas no son nunca como parecen…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s