Más de mil pobladores se sumarán al paro antiminero en Puno

Perú: Otra crisis socio ambiental
Cuando todo parecía apuntar a que el diálogo permitiría superar el paro indefinido establecido desde hace quince días por los pobladores aimaras del sur de Puno, este nuevamente se quebró. Los manifestantes piden el arribo a Juliaca de la primera ministra, Rosario Fernández y los de otras carteras como el de Energía y Minas, Pedro Sánchez, y del Ambiente, Antonio Brack.

Si bien se llegaron a acuerdos como declarar el Cerro Kaphía como reserva paisajística, la comisión de alto nivel y los aimaras no se lograron poner de acuerdo respecto al pedido de nulidad de la concesión de la mina Santa Ana, ni de la derogatoria del decreto supremo 083-2007 que permite desarrollar explotación minera a menos de 50 kilómetros de la frontera.

Pese a que la comisión de alto nivel indicó a los pobladores de Puno que tenía capacidad resolutiva, esta no fue tal. El viceministro de Minas, Fernando Gala, indicó que no podían salirse de la legalidad y establecer un decreto supremo que declare la zona sur de Puno libre de toda explotación minera.

Ante ello, a las tres de la madrugada y luego de ocho horas de conversaciones, los representantes aimaras consideraron esto como una “mecida” más del Gobierno y se suspendieron las negociaciones hasta que los titulares (y no los viceministros, que han estado llevando las negociaciones) de las carteras involucradas con el tema se presenten en la región Puno.

La situación se tornó tensa sobre todo cuando se comunicó a un grupo de 130 representantes aimaras que había llegado al Cuartel Bolognesi de Juliaca que no se había llegado a una conclusión, por lo que varios de estos pobladores casi impidieron la salida del recinto de la Comisión de Alto Nivel, conformada por el viceministro de Energía, Fernando Gala; el viceministro de Agricultura, Francisco Palomino; el viceministro de Cultura, Bernardo Roca Rey; y el viceministro de Orden Interno, Jorge Caloggero Encinas.

La propuesta del Ejecutivo es suspender la concesión de la mina Santa Ana y formar un comité que estudie las salidas legales pertinentes para evitar la operación de la minera y lo presente dentro de 180 días, lo cual no fue aceptado por los representantes de los aimaras.
Pobladores apedrean bancos y hoteles que no se sujetan al paro. Ciudadanos tienen miedo de salir de sus casas

Las protestas en contra de la concesión de la mina Santa Ana, en Puno se han recrudecido a tal punto el día de hoy que los manifestantes han tomado los locales de la Gobernación y de la Sunat.

Asimismo, según informó el enviado especial de El Comercio, Manuel Marticorena, han sido apedreados la Dirección Regional de Educación, los bancos y hoteles de la zona que no apoyan explícitamente al paro.

El ambiente de temor se vive en varios rincones de la zona, incluso los ciudadanos han tapado con tablones de madera las ventanas de sus casas por temor a represalias. La gran mayoría de turistas han decido abandonar el lugar y los locales lucen vacíos y con las luces apagadas.

Marticorena también informó que son más de 13.000 pobladores que se han unido a esta protesta de los cuales diariamente unos 40 son atendidos por enfermedades neumopulmonares en los hospitales de Puno y Yunguyo debido al frío intenso que se siente en la zona.

Desde las 2.00 p.m. autoridades del gobierno regional de Puno y de la municipalidad se reúnen en el local del Ministerio de Transporte y Comunicaciones con el fin de buscar una solución a las protestas.

(M.M:)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s